La comida

Nuestra comida es creativa, vegana, orgánica, de temporada, de proximidad… y cocinada con mucho amor.

Os proponemos un viaje para los sentidos. Por eso tenéis que estar abiertos a dejaros sorprender. Viajaréis entre colores, sabores, texturas y olores. Y llegaréis donde vuestra alma os quiera llevar.

Nuestra propuesta es una cocina viva, consciente, que nos acerca al presente, a la presencia, a la observación de todos los sentidos y emociones. Es una cocina que te acompaña a un nivel holístico.

Hacemos cocina creativa: utilizamos ingredientes de temporada, ecológicos y/o de proximidad.
Algunes de nuestras propuestas son: platos tradicionales de cocina catalana como canalones, fricandó, escudella i carn d’olla, la sopita de la abuela… únicamente cocinados con ingredientes de origen vegetal.
Ensaladas llenas de vida, colores y sabores (“mezclums” combinados con germinados, brotes y flores).
Seitanes y quesos artesanales hechos en casa, como la buena cocina, haciendo chup chup.
Albóndigas, empanadas ayurvédicas, pizzas con distintas masas…
Cocina Raw, trufas energéticas, pasteles, galletas…
Aguas saborizadas, jugos y batidos…
En resumen, platos completos, vibrantes y muy nutritivos.

Ofrecemos una comida saludable, en consonancia con un nuevo estilo de vida y evolución de la sociedad, que responde a una inquietud y consciencia en acercarse a aquello que es natural, ecológico, sano, ético…

La comida que hacemos es apta para todos los públicos, especialmente para aquellas personas que tienden a eliminar los productos de origen animal, para deportistas, para personas que apuestan por una alimentación alejada de la química y de productos procesados.
Ofrecemos un abanico de platos libres de gluten, aditivos y/o sin lactosa…

Productes ecològicsIntentamos, siempre que nos es posible, cocinar con productos ecológicos o de productores locales, visitando in situ sus producciones.
La mayoría de nuestros proveeedores, sobretodo en productos frescos, son  de ámbito local y eso quiere decir sintonizarnos con la tierra y con lo que produce y nos ofrece cada época del año.

Y falta el elemento más importante, el Amor. Vinculado a los valores, el respeto a la naturaleza y a todos los seres que habitamos en ella.