… i per què la llavor?…

La semilla no sabe de rencor,de  ira, ni de rabia… no conserva, retiene dolor, tristeza, resentimiento.
La semilla, contiene fuerza, constancia, vitalidad… Fe.

Cuando una semilla viaja miles de kilómetros y tras ser plantada en tierras con diferente clima, temperatura, nutrientes y aún a pesar de todo esto, sale victoriosa y germina… es cuando los milagros existen, los milagros se crean y se consiguen.

Semillas que no saben de rencor, de guerras, de invasiones que son capaces de unir dos continentes en una misma energía… unificando de nuevo lo que el hombre un día separó.

Cuando una semilla crece en otro continente es cuando el milagro, la magia vence al humano, a la codicia, a la mentira, a la guerra…

Cuando la semilla germina en tierras desconocidas a pasar de añorar su casa, su clima y sus gentes, me muestra que todo es posible, que la casa es donde uno planta raíces, que las abversidades del clima, se solucionan con el abrigo de alguien que te cuida, te mima, te riega, y que nunca se pierde, se olvida a tu gente, porque cuando una semilla germina, junto a ella tambien germinan todas las semillas que compartieron o coexistieron.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.

Gracias a las semillas que día a día me muestran hermosos caminos, que a pesar de que en ocasiones estos mismos caminos no son fáciles de caminar, siempre, siempre hay un sol que nos calienta y una luna que nos hace soñar… y siempre la semilla germina.. siempre se puede traspasar esa pequeña membrana que recubre y resguarda la esencia, para transformarnos en la mejor versión… y ser una semilla que nutre, que alimenta y que es vida.

El Despertar de la Semilla

Comparteix:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *